domingo

El Zapata se decide, su par se llamará: EL MONUMENTAL

Noticia:

Uriel moreno El Zapata ha decidido llamar a su par de banderillas: EL MONUMENTAL  con motivo de haberlo ejecutado por primera vez en la Monumental Plaza de Toros México. En una breve entrevista con Carlos Yarza el domingo pasado, El Zapata dice haberlo estudiado ante carretón apenas un par de veces-días y que su gente le decía lo "IMPOSIBLE" -supongo que por eso el primer nombre que se manejó-  que sería ejecutarlo frenta a un toro.

El diestro mexicano al parecer estaba, está -yo me lo figuro- muy interesado en el pase muleteril llamado el IMPOSIBLE creado por otro mexicano: Antonio Campos. Tal vez por el asunto de perderle alegremente la cara al toro y al ejecutar bien la suerte, salir ileso. 

Perderle la cara al toro, perderle la cara al toro...

Y claro, les recuerdo que este nuevo par lo pueden ver en este mismo blog... dos entradas más abajo. Saludos a todos.

Aquí la reproducción del IMPOSIBLE que hiciera el Zapata hace tiempo... este pase fue creado por el diestro mexicano nacido en mi Estado -Puebla de los Ángeles- Antonio Campos.

sábado

LA SEGUNDA TARDE...

 
La segunda tarde en La México es para los matadores un éxito, aún sin haber partido plaza el estar anunciado por segunda vez en la Temporada Grande es signo de reconocimiento a su arte, a su técnica, a su torería. Pero la hora de la verdad puede ser oscura, tanto que aunque el de luces arriesgue todo, aunque haga uso de todos los recursos toreros, aunque los alamares de su hermoso vestido se manchen de sangre de tan arrimado que se está... la segunda tarde no es siempre es favorable y el torero se va de la plaza resoplando sus ansias de ser figura.

El pasado domingo en la Plaza México ocurrió que el cartel estuvo formado por 3 matadores tirunfadores de su primera tarde 3, con toros de San José y Barralva que no dieron un juego limpio.

Y hablando del buen juego del toro, se podría decir que la oreja que cortó el español José Mari Mazanares fue ganada a la "antigua usanza" pues fue por la efectiva estocada con que mató a su primer toro, ya que no se le pudo del todo al de San José. Hubo pases sí,  pero sin continuidad que permitiera una lidia que nos volviera locos, que nos llevara al éxtasis. Sin embargo el público de la México ha puesto atención a la estocada, al cómo tras la herida el toro rindió su ser a la muerte. El señor Juez, atinadamente, otorgó la oreja que el tendido pedía por la certera estocada. Enhorabuena por el Juez y el Tendido de La México... eso ya nos habla de cultura taurina.

Pero retomando la introducción... los Pepes restantes no fueron tan afortunados. Al más joven -José Mauricio- sus toros no lo ayudaron en  mucho y  sí lo arrollaron de fea manera, pero aún así sacó la cara y los mató a los dos.

José Luis Angelino no se ha hecho la limpia que necesita, y es que en verdad que ya lleva un buen tiempo sin triunfar rotundamente en La Plaza México. Su primer toro fue complicado y no transmitía mucho, aunque al incio con el capote le metió un par de verónicas de mucho arte. A su segundo lo recibió de pie frente a toriles con un chicuelina en la que casi le arranca los alamares de la hombrera, el torito con sus pitones. Después siguió quieto para otras dos más. Luego vino el Quite de Oro inventado por Pepe Ortiz, una caleserina rematados con buenas maneras. Pero un amplio dominio de las suertes no siempre te llevan al éxito... porque la Fiesta engrendra en sí el misterio del arte, eso que llamamos "emocionar", emocionar al otro, llevarlo a la catarsis, pero no sólo es cosa del torero. El toro debe transmitir, lamentablemente para Angelino y muchos otros durante la historia taurina, no siempre se pueden lidiar bureles así, ideales. Regaló un toro, que le fue rechiflado por buena parte del público.Pero no sirvió de mucho porque tampoco tuvo toro-toro. Así que se fue resoplando sus ansias.

Que haya suerte y toros!

lunes

El Zapata, su "Posible" que viene a reanimar la Fiesta


Yo sé que muchos de ustedes creerán que gusto mucho de los toreros que banderillean... puede que haya algo de cierto, pero dejando eso de lado, entraré en materia.

Este domingo la Plaza México tuvo una muy mala entrada -es lo que dicen los que dicen que fueron-  y qué lástima porque "hubo Fiesta". Ante "difíciles" toros de San Marcos, El Zapata nos demostró que entre adornarse e inventar hay una grannnnnnnn diferencia. Y es que hay que aclarar que hace unos cuantos domingos atrás El Fandi adornó uno de sus pares con un sombrero... yo no digo que esté mal sólo que desde ese día no me había cuadrado mucho, yo no le vi el "chiste" pero la México le aplaudió mucho.
Aunque no como le aplaudieron al Zapata ayer por la tarde, donde hasta se pusieron de pie y le dejaron dar la vuelta al ruedo.

Y es que el Zapata nos presentó lo que llamó "El POSIBLE" un escalofriante par de banderillas que se ejecuta en los medios, donde el trote franco del toro apenas permite que el temerario de luces le pierda la cara para girar sobre su propio eje y clavarle las banderillas desde detrás del hombro, a la fina y emocionante manera del "Par de Calafia" -inventado este por El Pana-, para salir airoso como lo hiciera con la muleta desde su IMPOSIBLE el torerazo Antonio  Campos.

El Zapata nos dejó, vaya, fríos. Porque unos pocos minutos antes el toro le había hecho daño en la pantorrilla y el torero cojeaba, cojeaba de verdad. Pero pudo más su torería, sus ganas de triunfar que el dolor que le aquejaba y ciertamente lo disminuía de facultades. El dolor no más no pudo con él, El Zapata se fue de menos a más en su torito y tras una estocada tendidita el toro se entregó al duende de la muerte y el torero se llevó una fuerte ovación y una  oreja bien ganada.

Eso señores es lo que enriquece a la Fiesta y no poses de toreros falsos y faltos de duende -aclaro que no lo digo por El Fandi ni Barba, pero sí por otros como Alejandro Amaya "El Farsante" que no más da trapazos, o será que sólo le he visto eso, o Garibay que sigue sin convencerme pues fuera de un "buen" par de verónicas hace como tres temporadas sumadas a una cogida sin tanta gravedad, no le he visto nada, será por eso que ya no lo invitan a La México, se dieron cuenta que era pura llamarada de petate... - Pero bueno creo que este nuevo par nos ha venido a recordar que los mexicanos tenemos genio e ingenio taurino, y si no se acuerdan que tal esta listita de pases, adornos y anexas:

La Saltillera -Armillita
La Sanjuanera -Procuna
La Arrucina - Arruza
El Péndulo (tal vez adorno, o quizás pase)- Arruza
El Teléfono (adorno)- Arruza
La Bernardina -original de Miguel Ortas, popularizada por  Joaquín Bernardó
La Caleserina -Calesero
Pase del Duende -Calesero
Farol invertido -Calesero
La Fregolina -Ricardo Freg
El Martinete (considerado más adorno que pase) -original de Lorenzo Garza, popularizado por Manolo Martínez
El Molinete -M. Martínez
La Orticina -Pepe Ortiz
La Tapatía - P. Ortíz
El Par de Calafia- El Pana
La Florentina -Humberto Flores (que ha inventado más de uno)

y ahora se suma el POSIBLE... ¡disfrútenlo!




La corrida no dio más de qué hablar, bueno tal vez que el Fandi trató inútilmente de "igualar" al Zapata poniendo DOS pares DOS de banderillas en un sólo viaje. Cosa que no hizo que nadie se levantara de su asiento, sí claro que se le aplaudió y se le "exigía" (casi, casi) regalara un toro como ya lo hicieron buena parte de sus conacionales, pero no fue así, El Fandi se fue sin nada del coso metropolitano. Ahhh! y Fabián Barba se esforzó mucho pero sus toros nunca se entregaron y no tuvo suerte, se fue sin nada. Pero bueno para todos habrá tardes aún mejores, aunque para el Zapata llegó la "inmortalidad" con este peligroso par de banderillas.

Felicidades al Zapata

UN FRANCÉS QUE SE ENSUCIÓ LAS ZAPATILLAS...

El calzado taurino es casi insignificante, casi siempre pasa desapercibido, pero ¿alguna vez han vivido un temblor sobre el pasto raso? Yo sí, es espeluznante, se siente como si la tierra serpenteara en vertical, como si un gusano furioso emprendiera la carrera bajo una ligera capa que lo separa de ti. Yo creo que los toreros que se arriman sienten como la tierra se agita con el galope del toro, como retumba tan cerca de su cuerpo, este domingo Castella estuvo tan cerca que a sus zapatillas las ensució el paso acompasado y noble del torito de Teófilo Gómez, al que no le pudo cortar las orejas. Un pinchazo vil y descarado hizo que Castella perdiera la concentración y las orejas. Pero cómo nos llevó templados, durmiéndonos en la muleta, así como el torito negro que lidió casi siempre perdiéndole la cara, dejándo que aquel se le colara. Sebastián quieto, muy quieto arropándose en cornadas imaginarias porque nunca sucedieron. El muchacho nos hizo sentir qué lástima lo del estoque y también lo de los siguientes toros, pues su segundo se fue sin pena ni gloria y el tercero no lo vi pero dicen que tampoco le dio el triunfo.

El que sí abrió la Puerta Grande fue Rafael Ortega quien con destreza en banderillas, muleta mandona y uno que otro destello con el capote y una estocada certera se llevó dos orejas. Del segundo no sé nada pero se dice y sabe que no cortó más apéndices.

Spínola esta vez no se acomodó y cuando casi lo logra y el tendido comenzaba a calentarse la faena cayó sin recuperarse. En su segundo no lo ví.

Siento mucho no haber visto esta corrida completa, pero estuve algo ocupada con lo de mi nuevo empleo. Un disculpa a mi tendido.

El encierro no tenía mucha presencia porque estaba en su mayoría un tanto "acochinados" o "cariavacados", quien sabe, pero lo cierto es que fueron lotes en su mayoría nobles. ¿Usted cómo los prefiere feos y nobles o guapos pero sin lo otro? Creo que esta era para los ganaderos, noooo los empresarios, noooo los toreros, noooo ES PARA TODOS pues todos, espero, queremos Fiesta.

DE LO QUE TRAJO EL AÑO NUEVO... un regalo para los lectores!!

Queridos lectores, este 2010 les deseo lo mejor para ustedes y los suyos.
A los que son toreros que den muchas vueltas al ruedo, y claro orejas y rabos para todos.
A los empresarios más afición que como sabemos les hace mucha falta.
A los jueces de plaza, compromiso y buen ojo, que no se imaginen las faenas, que no justifiquen el afeitado y que no se enojen si no los consideramos protagonistas porque al final no lo son, pero no por eso dejarán de ser relevantes en el sentido de ser quienes cargan con la responsabilidad de llevar a bien las corridas de toros.
A los Catalanes, que este año reflexionen y si lo que quieren es autonomía lo hagan por otras vías y no por la del toro que nada malo les ha traido, como mexicana les digo que si bien es cierto que en sus inicios la Fiesta fue impuesta por los "conquistadores" tan bien es cierto que hoy por hoy -a pesar de todo- es parte de nuestra cultura y no por ello nos sentimos sometidos a España, la Tauromaquia está más allá de esos asuntos de territorios y habitantes, al final todos somos hombres que con el toro podemos emocionarnos y sucumbir al duende taurino...

Bueno pues una noticia más...
Se une a este portal mi -también taurina- prima, Sandra Guevara.

domingo

Fabián Barba por La Puerta Grande, Morenito se queda cerca...

Esta tarde Fabián Barba lidió tres toros, en su primero se le veía inseguro pero aún así, el muchacho tiene cabeza de torero y esbozó una que con más seguridad y menos duda en el toro pudo haber sido una buena faena -recuerdo que  alguien le gritó ARRÍMATE-; en su segundo perdió ese miedo del novato y sonrió como sólo lo hacen quienes como toreros salen a jugarse la vida, alegremente, sin censuras y con muchas ganas de triunfar... Pero no hubo más que buenos momentos, la faena se fue a menos aunque hay que anotar que el toro abrió los belfos ya al final de la faena, falló con la espada y el público no pidió oreja. Pero regaló un hermoso jabonero que se despitorró luego de la pica y fue noble y suave, un puntito de bravura hubiese dado más emoción, sin embargo no hizo tanta falta, Barba transmite y el tendido se emocionó, ¡oooole! con gusto y con una estocada apenas caida pero entera Fabián se llevó las dos orejas que afortunadamente no le rechiflaron con zaña. Lo recibió como los temerarios: a porta gayola -o sea a unos cuantos metros de la puerta de toriles y de rodillas-.



Morenito de Aranda -porque se llama así quien repitió injustificadamente- tuvo muy buenos momentos con la muleta pero sin esbozar faena, no hubo consistencia ni estructura pero con una estocada fulminante se llevó la primera oreja de la tarde. En su segundo no hubo suerte, la gente se metió un poquillo con él, pero tras morir su astado, en las tablas al borde del llanto -si hubiese llorado habría sido como sólo los machos, de pura vergüenza- tal vez porque se propuso demostrarse que podría abrir la puerta grande y no lo logró: una sola oreja no lo amerita.  Ojalá haga campaña en el interior y "conquiste" plaza por plaza, un torero joven debe luchar un poco más, en México se sufre mucho para ser un grande.

Y hablando de pasarla mal, Miguelete tuvo una mala tarde, no más no se acomodó con los toros, se fue con las manos  vacías. Pero recordemos que David Silveti también la pasó mal, aún siendo nieto e hijo de semejantes monstruos. Miguel tal vez se lleve algún tiempo, la sangre es la sangre, tengamos paciencia.

Alguien más ha triunfado: Gustavo Campos, un joven banderillero mexicano. Los de los palitroques están comenzando su propia batalla, historias que también nos cautivan. A su lado Cristian Sánchez -quien pusiera a todos de pie la temporada pasada- también nos hace disfrutar de esta suerte casi milagrosa y muy acrobática. ¡Qué gusto!

Los toros estuvieron bien armados, con clase y de acomodarse su torero, transmitían al tendido. Su peso los mantuvo -a la mayoría- con el hocico bien cerrado hasta casi el final de la faena. Musculosos y casi toros salieron en línea recta de toriles.

COCINERO -212- segundo de la tarde, lidiado por Morenito de Aranda: menos una oreja. Negro bragado, axiblanco, brocho y vuelto de cornamenta, tocado del pitón izquierdo. 485 Kg.

MEZQUITERO -213- séptimo de la tarde, regalo de Fabián Barba: menos dos orejas. Jabonero, zancudo de los cuartos traseros o "alto" de ahí mismo para que no suene tan mal, un poquillo falto de carnes en los cuartos traseros. Se despitorró al ser mal avisado por un capote en tablas. 510 Kg.