sábado

Hablando de toros

Hay días que en los que no hace falta hablar de toros...
pero las noches... Dios Santo!!
¡Yo podría hablar de toros todas las noches del mundo!