lunes

-¡No quiero saber de ti... ni de tus alamares!


-¡No quiero saber de ti... ni de tus alamares!- Le dijo la famélica joven al torero que regresaba abatido por la lucha.
-¡Qué sabes tú de mi pena!- Le respondió él, encongiéndose de hombros y le dio la espalda. Sabía que también a ella la había perdido porque no estaba dispuesto a volver a sus brazos. No volvería porque hay que tener vergüenza, porque no hay que encogerse de hombros y regresar con una súplica.

La Primera de La México

Enrique Ponce: Oreja y Palmas; Nada en el de regalo
Diego Silveti: Palmas y Silencio; sin toro de regalo
Arturo Saldívar: Dos orejas y Palmas; Orejas y Rabo en el de Regalo

Enrique Ponce cortó su segunda oreja en ruedos mexicanos, lamentablemente mantiene con ello los ánimos tibios pues, como los malos toros, no acaba de romper en la faena. Frustrado ante un toro de regalo al que bien pudo cortale las orejas de no haber fallado -como si esto fuera raro en él- con la espada.

Arturo Saldívar Por su cuenta ha cortado cuatro orejas y un rabo. Suma interesante sobre todo porque fue una especie de arrebato. El toro cumplió un poco y él puso el resto. Su valor y su toreo le otorgaron aquel día el rabo.

Diego pasó su confirmación de alternativa alrededor de cierta nostalgia, porque a todos nos recordaba a su padre. Para muchos su sonrisa nos lastima y su toreo evoca a la dinastía de la forma parte pero ¿y luego? Esperemos que no sea mucho tiempo el que se necesite para hacerse de un estilo propio y rotundo que nos evite tanta nostalgia.

La Segunda Tarde
Zotoluco, Talavante y Mario Aguilar con toros de Marrón...

Una tarde donde Eulalio dejó en claro que es exigente y quiere las orejas de a dos o nada...qué de mal gusto que insista como si por fuerza debieran entregárselas... es terrible esa actitud cuando no las merecía ni la mayoría de la gente está solicitándola. Talavante posee un toreo muy sincero, falta tal vez que se estandarice dirían algunos, pero yo creo que lo prefiero así a que se haga de una fórmula y todo termine como con todos los demás... Ya se verá. Mario Aguilar como todo chamaco que comienza se le ve ansioso, yo lo vi así desde tlaxcala pero creo que podría convertirse en figura si la vacada brava mexicana se lo permite.


Tercera...
Participaron Castella, El Payo y Juan Pablo Sánchez quien confirmó alternativa, con el encierro  polémico y menos esperanzador, y claro, más reventado. El francés está al parecer casado o comprometido con esta ganadería, podría tal vez decirse, aunque no se ha confirmado del todo a falta de papeles que validen tal unión. Castella torea de muy lejos... a este también lo vi en Tlaxcala y fue lo mismo... Ciertamente hay quietud pero también una grave mansedumbre que se lo permite y encima habremos de soportarle que ande tal lejos del toro. De los resultados como hace un párrafo los omitiré.
Juan Pablo me gustó, me gustó mucho su toreo pero pudimos ver muy poco. Qué situación tan espantosa. También estuvo Octavio García El Payo quien sigue sin convencer... otra manzana que se echó a perder.

En la penosa CUARTA de La México pasaron cosas muy interesantes pero también muy tristes. Por un lado se lidiaron toros de diferentes ganaderías, por el otro el de a caballo dejó mucho en la boca pero más los de avpie pues uno sin buscar salvarguardar la vida se entregó a la fórmula que en esa plaza funciona y el otro ante un público que buscaba prenderle fuego a la leña verde que él mismo había cortado, no terminó de entregar su vida. Diego Ventura, José Luis Angelino y Joselito Adame.

Con una herida en el pecho Joselito le arrancó al cogelado respetable las palmas y a su primer toro una oreja. Luego se fue a la enfermería para no volver y escuchar desde ahí la rechifla a José Luis quien tuvo la mala suerte de ver partir a su segundo hacia los corrales (ahí le darían muerte, no se crean). Una tarde lamentable. La peor para mí porque Angelino siempre fue un portador de esperanza para la que escribe y este día lo he sufrido mucho.

¿Qué buscamos en la Fiesta? ¿Que el torero muera tarde a tarde y sólo entonces se le entreguen las orejas? ¿Que el toro no doble las manitas y aunque le falte bravura debamos aplaudirle? ¿Arrojar como antaño los cojines esperando que durante el vuelto se incendien y entonces nuestro repudio a una Fiesta famélica sea feaciente? Pero Los cojines no se incendian y lo único que podemos hacer es gritar cuanto vituperio se nos ocurre encontra de aquel que sin verdad y sin toro hizo de esto una pachanga ahora sí BASTANTE INCÓMODA...

La 5ta en La México, dicen que dicen en el toro que no hay quinto malo sin embargo esta quinta tarde fue también un petardo como dicen que dicen los taurinos no tan taurinos... El cartel fue el siguiente: Manolo Mejía, Uriel Moreno "El Zapata", Manuel de Jesús "El Cid" con toros del nuevo Colmenar, pero bueno para qué menciono las ganaderías si han salido sin bravura y claro sin trapío como desde hace varias temporadas lo procura la plaza. Manolo fue a cumplir, la gente se metió con él muy fuerte. El Zapata salió en volandas pero sin convencer a la mayoría de nosotros, incluso un matador en retiro le ha preguntado ¿y cuando salga un toro, qué pasará con el Zapata? y fue de frente y sin tapujos... qué fuerte. La vergüenza la pasamos con el Cid... qué pena que un torero con verdad como lo es él, tenga que enfrentarse a ganado tan "sutil". Qué vergüenza y no crean que soy malinchista... la verdad no es porque sea ESPAÑOL... pero nuestra Fiesta dentro de su diferencia está mal, está dejando de funcionar.

Pero algo tenía que pasar y este domingo el frasco de las esencias se ha destapado como en la primera, bueno tal vez con más sentimiento y menos arrebato.

Lo cierto es que a esta sexta "entrega" de la Temporada "Grande", se le ha sumado un nuevo corte de rabo. Pero primero el cartel: Guillermo Capetillo, Alejandro Talavante y Diego Silveti. Creo que Guillermo nunca ha sido de mi agrado por aquello de que es actor de telenovelas y eso nunca me ha gustado, cómo detesto decir, por delante a cualquier otro comentario, que "el torero es guapo", "está buenísimo"... eso lo dejo para la intimidad de los amigos divertidos, del club social, no cuando me preguntan por un torero. José Tomás es demasiado delgado para que me guste físicamente pero me ha gustado su toreo, su verdad ensangrentada. Talavante sin faenas ortodoxas se sigue metiendo en mis pupilas con mucha intensidad pero se requiere un puntito de ritual para que todo funcione. La espada le ha impedido cortar orejas. El más joven Diego Silveti... el príncipe dicen algunos, yo diría que es DIEGO SILVETI detesto de verdad con todas mis fuerzas que se busque en él a David, mi torero. Diego ha cortado el rabo de su segundo, estoy muy feliz por ello... porque se me quebró la voz cuando a la pantalla le gritaba "Áhora mátalo Diego, mete esa espada aunque te busque la pierna" y lo hizo. Aunque con cierto defecto y tal vez por ello debería ser de dos orejas la faena. Esto del rabo es el reflejo de una afición que tiene años aletargada en rituales insípidos al toro porque ha olvidado la belleza y el poder de este animal. Ni hablar. ahora las cosas se han emparejado y Diego ha cuajado la faena necesaria para conseguir el rabo 126.

Datos para los que gustan de compararlo con David:
En la misma fecha pero de hace casi diez años (94) David cortó la última oreja de su palmarés en La México.
Diego, como su padre, es apoderado por la virgen de Guadalupe y llevaba puesto el capote de paseo verde pistache de su padre este domingo. Una cosa más... cuando ejecutó los más sentidos muletazos Diego se tornó serio para sí pero alegre para la multitud... y sí, levanta el mentón igual que David.




sábado

Dejaré que tus besos me revienten la boca...

Las manos de Pasifae... foto: cortesía del mentao en este escrito...
"Dejaré que tus besos me revienten la boca..." le escribí esta noche al hombre que en la plaza me ha visto más hermosa que nunca y tan taurina como siempre.

Le escribo porque es lo que puedo, aunque a veces la tinta desaparezca por el duelo que envuelve mi corazón. Yo lo amo y él lo sabe... 

Sé bien que él me amaría menos si fuese perfecta, si tuviera una cabellera pelirroja y me detuviera a la crítica cinematográfica, o viviera repasando mis notas literarias donde la semiótica rodara de labio en labio hasta llegar a su boca. Sé que me amaría menos porque yo me hartaría pronto de ser lo que sus caprichos de hombre insaciable le exigen de mí. Yo remataría contra las tablas hasta despitorrarme. 

Pero he de ser bregada, me he de entregar hasta romper... 

En los primeros lances no me he visto boyante, escondí lo que traigo porque presentí la puya. Y alegre fui al caballo de la contraquerencia ese que parecía una roca... que sentí como una roca... Ahí también estaba tu amor, tu distancia y tu dolor que es también el mío porque tu sangre es también la mía...

Luego vendrían las banderillas un par tras otro me ha dejado aturdida porque no fuiste tú quien me las puso. Nada de gloria tienen los arponcillos, pero mi bravura se puso a prueba y de ahí salí entera, lista para que tu muleta me llevara, me meciera, me templara...

Pude oler el agua que le caía encima a tu muleta, también la borrachera del mundo que nos observa; las insolencias que te gritan, me pegan; retumban una tras otra, las injurias contra nuestro amor... Yo voy con una arrancada franca, a veces con la cara alta y entonces me destroncas con doblones, pero luego me entrego y persigo esa ondulante aguaflor que es la muleta hasta ir humillada y noble, entregada totalmente a tu amor. 

Suelo sentir la arena en los belfos y el calor de tus muslos muy cerca de mi cuerpo, pero sigo embebida en tu muleta, y si la cambias de mano... los reflejos de tus oros apenas puedo verlos, eres en ese instante un fantasma de torero, un destello que no entiendo. Los diamantes de mis cuernos han presentido tus tobillos y qué hacer si te has quedado quieto. Ahí, en ese momento de luz y toreo están tus besos recorriendo mi cuerpo... Y no quiero otra boca reventando mis adentros, ni una muleta distinta que me lleve a la muerte tras chiqueros. Quiero que tus besos me revienten la boca, quiero que tus muslos sigan marcando mi sendero y tu cintura sea mi seguro  epicentro... Pero nada es cierto. Sé bien que serías feliz de ser menos complaciente con el tendido, sé bien que te aburres con facilidad de mis cuentos taurinos, sé bien que soy una falsa jabonera que calimochea, que se escupe de la suerte, que desparrama la vista. Sí, a veces me aquerencio y te llevo hasta las tablas y tú sufres porque las faenas son en los medios . Sé bien que he destrozado tu traje en un par de volteretas innecesarias y que en este momento estás hasta la madre del léxico taurino porque mucho nos ha separado.

Lo sé el intruso desde hace unos años se llama Toro, pero prometo lidiarlo para que no vuelva a separarnos. 

lunes

De vuelta a la Plaza México

Efectivamente regresamos a la Plaza México.

Lamentablemente los ganaderos siguen sin cumplir con las expectativas del imaginario colectivo taurino. ¿O será que el campo bravo se ha vuelto insostenible? Yo creo que entre la falta de palabra, propia del que nace burel, la alimentación, el cambio de clima, el clembuterol y las anomalías de los libros que resguardan la genealogía de las vacadas mexicanas, rematando con el hecho de que ya no se les imprima al cuerpo el año de nacimiento, y claro los veterinarios y jueces de plaza desconozcan mañosamente que la edad del toro puede descubrirse en la dentadura y los cuernos -a simple vista, pues- ya todo se les ha puesto en charola de plata a los antitaurinos y claro a los taurinos que de no ser su torero, dicen que nadie logra ganarse una sola oreja a ley...

Creo que hay que considerar algunas cosas importantes para esta temporada y obvio para todas las plazas:

A ver Payo: A ENTRENAR A OTRO LADO... Qué falta de RESPETO!! 
1. IR A LA PLAZA: Si no vamos o al menos vemos la corrida de principio a fin no comprenderemos ni el ánimo del tendido ni el juego del encierro.
2. VAMOS AL SORTEO o VISITEMOS LOS CORRALES antes de la corrida y dejemos nuestra respectiva queja en las oficinas de la plaza. Debemos estar pendientes pues pagamos -con dinero o trabajo- nuestra entrada al espectáculo.
3. Investigar a la GANADERÍA ANUNCIADA: De quién es, cuántos años tiene, qué encaste cría, dónde se encuentra; recordemos no sólo que la alimentación, clima y altura afectan al ganado, sino también qué tan lejos queda de la plaza pues en el viaje pierden peso y podrían llegar lesionados. Pie: No crean que esto es para justificar sino para entender esa parte que no vemos de la Fiesta, del Toro y no hacer comentarios del tipo: "y esa ganadería desde cuándo existe, ni ha de existir y esos toros tan lagartijientos", que sólo muestran lo poco enterados que estamos de la Fiesta.
4. Investigar también acerca de la relación GANADERO-TORERO-EMPRESARIO, para descartar posibles embustes, complicidades y demás conveniencias: en el mejor de los casos se tratará de compadrazgos.
Talvante: con buenas intenciones y una personalidad que esperemos nos dejen las tardes descubrir.
5. Tras conocer estas vicisitudes, dispongámonos a DISFRUTAR lo que ya vimos e investigamos y aceptamos ver, sí ACEPTAMOS VER...
6. Vayamos SOBRIOS para no ser el objeto de burlas y rechiflidos desde el primer toro.
7. Llevemos nuestro propio pañuelo blanco.
8. Mantengámonos sentados durante el festejo, a menos claro que la emoción se desborde.
9. No grites ÓLE si no sientes que te emociona, debemos estar pendientes de la transmisión...
10. Piensa en lo que investigaste de la ganadería antes de pitar para que salga un Miura, que aquí en México es imposible críar.
11. No les pites a los picadores a menos que incumplan con el reglamento!! DISFRUTA DE LA SUERTE DE VARAS no por nada son los únicos que pueden entrar al ruedo en oro, igual que los matadores de a pie.
12. No PITES si el espada no quiere poner BANDERILLAS tal vez tenga una herida reciente o el toro no le permitirá lucirse.
13. Si ves que el torero lleva al toro con el pico o punta de la muleta, pítale o grítale: "ARRÍMATE" -claro si las condiciones del toro no son tan ásperas, pero con los mansurrones que se están toreando... mmm...
14. Si gustas del toreo tremendista está bien, pero una faena también se hace de pie.
15. Si por otro lado gustas de la quietud recuerda que hay toreros que no practican o el toro no lo permite.
16. Una faena en los medios es más loable que una en tablas aunque esta parezca más temeraria pues en los medios ni el toro, ni el torero tienen refugio.
Jose Luis Angelino... volando!! 
17. Atentos hemos de estar cuando el toro sea bregado o adornado con banderillas pues determinará qué lado es bueno o cuál le echaron a perder por falta de pericia con los aretes, es decir si le colocaron mal las banderillas, si remató fuerte en el burladero y se lastimó)
18. Si dobla las manos o cae frecuentemente.
19. Si no va al caballo o por el contrario si con el rabo nos avisa que saltó bravo a la arena.
20. Podemos beber, claro que sí pero sin perder la consciencia ni dejar que sea el alcohol el que grite por nosotros OLÉ!

Venga si tienes algún comentario, a escribir. Si no pues a pensar qué hacemos y qué no, qué falta en esta lista y qué está de más.

Por cierto el diestro Enrique Ponce, figura de la tauromaquia española lleva al hilo 2 tardes en las que ha cortado tan sólo una oreja por actuación. El ganado o le sale aplomado o un bombón que termina derretido en una mala estocada.

Arturo Saldívar: Va por delante no por lo que corte sino por las maneras tan arrebatadas que muestra ante la sed de triunfo. Es decir viene a demostrar que es torero, ojalá no se desanime pronto...

Castella: Pues a mí sigue sin convencerme en lo que lleva de la Temporada Taurina Mexicana, porque sigue en la punta, muy quieto sí, pero sin verdad.

Zotoluco: Triste que se comporte como un niño berrinchudo y encima se le pille en una bajeza que subiré pronto para que la vean.

Dos festejos sin puerta grande... ¿serán los toros?
Diego Silveti: En su tarde de confirmación sin ser contundente. Se le vio con nostalgia y eso me preocupa. Ni hablar ahora con lo que hizo en Guadalajara queda la duda: el toro debe ser torito, porque los de regalo en La Nuevo Progreso nos robaron verdad. Ojalá recuerde que ya ha lidiado con más presencia.

Mario Aguilar: Cumpliendo pero sufriendo mucho. Una oreja en la Segunda de la México.

Talavante: Bien, muy sincero su toreo pero la espada no es rotunda.

Los Angelino: A repuntar o se quedarán un paso atrás. Sin embargo se les ve con mucho arte a José Luis más decidido, a Joaquín con maneras muy toreras y firme en el sueño. Haciendo bien las cosas pero los toros no les han favorecido.

Los demás... Mejor ni les digo!!

martes

Torería, frescura y naturalidad... Sergio Flores en Acho

Fue ayer, cuando La México se extasiaba ante el faenón de Saldívar, cuando otro integrante de esa transhumante nueva generación de toreros mexicanos pisaba el albero más antiguo de la América Taurina.  La plaza de toros de Acho.

Porque soy aficionada, me siento obligada a dejar aquì constancia que lo ví.  Y de lo que ví.

Pude hablar con él desde su llegada a pasear el coso bajopontino días antes.  Le conté algo de su historia, aquella escrita con toreo de oro y plata, entre los que desde muy atrás, tuvieron protagonismo paisanos suyos, algunos figuras legendarias del toreo.  Le conté de un don Luis Procuna Montes, que se llevó una pata cortada en Acho, la última, y el primer escapulario de oro del Señor de los Milagros, preciado trofeo ferial limeño allá por 1947. Maestros como Armillita, Calesero, Arruza, Silveti, Cavazos... hasta un Garibay, dueño de otro escapulario en el 2001 arrebatado a José Tomás, y el más nuevo Silveti, estrenado como novillero en el 2010 que salió a hombros, arropado por su capote con la imagen guadalupana, luego de recibir orejas simbólicas por un indulto.

Ya me había dicho, en tan breve tiempo de charla, cuanto lo motiva la competencia incluso con sus compañeros de esa transhumante nueva generación de aztecas que viven su profesión en la cuna del toreo.  Pero oir la historia de aquellos de los suyos, por nacionalidad y profesión, que habían conquistado no solo algun trofeo sino el corazón mismo de Acho, hizo que sus ojos vivaces se abrieran e iluminaran mucho más.

Llegó el día y hora señalados. Sergió pisó primero y fue por delante y firmó una faena de importancia.  Lo mejor fue constatar su concepto, variado y clásico, sin perder esas esencias denominación de origen acaso enriquecidas con la técnica en forja de dureza y competencia hispana que construyen una tauromaquia de valor, empaque y torería. No pudo tocar pelo por esas cosas del toreo. Para él seguro que era indispensable pero para los que vamos por  disfrutar del toreo bueno, fino y caro.  Bastó.

Sergio Fores, novillero mexicano, enganchó su corazón con Acho y con Lima. También su toreo.  Quiere volver, aún si no torea, dice.

Dios permita que los toros lo respeten por donde vaya, y que se le pueda ver  otra vez pasear el ruedo de esta catedral del toreo americana, que carga más de 240 años de historia, y que él a fe que honró con su expresión, fresca, fácil, natural y muy personal.
Foto Agustín

domingo

Temporada Grande Monumental Plaza de Toros México


En este momento pueden ver la repetición de la corrida Inaugural de la Temporada Grande... 
Por si no lo vieron, o por si quieren hacer un análisis más profundo. 




Venga! disfrutemos de la repetición.