Faenas que nos emocionan...

Y se me cortó la voz cuando le grité a la pantalla... ahora mátalo Diego, mátalo!



Comentarios

Entradas populares de este blog

Me sorprendió su calma

Caminar con mis padres por la plaza

Poesía barroca y toros