martes

La desesperación de la sangre...

José Tomás recibió una grave cornada en Aguascalientes, la segunda tarde del serial, sí, este fin de semana.
Fue terrible verlo volar pero ahí no paró el asunto como en muchos otros casos donde el torero se levanta apaleado a enfrentar sin más a su toro... No, lo que veremos es lo otro... lo que ha nutrido a la Fiesta, llevándola al punto sin retorno del ritual de sangre que va ida y vuelta infinitamente encontrándose en el medio con el toro y torero danzando con la muerte. Y la sangre desesperada chorrea de ambos, esa savia de vida, valor, y muerte que hace crecer los pastizales donde comen los becerros... donde nosotros tarde a tarde retornamos a inicio de lo que somos y nos topamos con lo brutal de la muerte... La sangre desesperada de Tomás saltaba a chorros y entre los dedos del de plata seguía trazando el camino del terror que desemboca siempre en la enfermería. Tomás llegó vivo a razón de la mano salvadora... Su padre -pude ver en la TV- que salía compungido, llorando, ansioso de ver a su hijo gritando sangre... porque la sangre grita, y ese día gritó que un TORERO la había ya ofrendado. Pero sólo eso. Ahora luego de un par de días Tomás ya pasó de grave a delicado que en el léxico médico significa cierta mejora. Ya está consciente y ahora lentamente se recuperará... El dios toro nos ha mirado de nuevo, habremos de volver a las plazas, no buscando el grito de la sangre, no, eso no, iremos a las plazas a ver y sabernos partícipes de una Fiesta que nos hace humanos, que nos planta a la muerte de frente y sin tapujos, pero sin la cara larga y sumisa de los santos, porque los toreros ríen, se ponen serios, se gritan, se empujan a sí mismos al vértigo que produce el toro -bravo o no, hoy no discutiré eso- cuando sale de toriles... Caminaremos a nuestro asiento esperando ilusionados que el toro bravo salga y el torero triunfe...

1 comentario:

  1. En Madrid Directo (tele MD) han entrevistado en vivo por más de 10 min. al padre de José Tomás. Entre otras cosas, menciona él lo sensacional del equipo / elemento humano que reaccionó entre caos y nervios para hacer lo mejor a fin de salvarle la vida a su hijo. Enhorabuena al personal sanitario, en particular a los médicos, a la gente que incluso se ofreció a donar sangre (A-). No obstante, señaló Dn. Tomás padre que la enfermería de la plaza no está en condiciones y de hecho, tuvo que ser discreto para no quejarse de más; es decir, al parecer la enfermería deja mucho que desear. Esto desconcierta pues se trata de una plaza de 1era. El padre del torero remarcó e hizo distinción respecto al excelente equipo médico humano pero, repito, tal parece que la enfermería no está a la altura de la Plaza de Toros de Aguascalientes. ¿Será que el Sr. Tomás padre estaba demasiado afectado como para no apreciar lo bien dotada de la enfermería? Habló por otra parte que la clínica Hidalgo es un sanatorio antiguo pero que el quirófano está muy bien. // Creo que hay que responder cabalmente, con entereza e integridad a estas observaciones tocante a la enfermería de la plaza. Es justo, es necesario, es obligatorio. // Atte., Torotino

    ResponderEliminar

Si usted es un antitaurino majadero favor de ahorrarse teclear cualquier comentario, no me haga perder tiempo; si no es majadero podríamos entablar un diálogo ameno, en tal caso deje su comentario...
Taurinos, aficionados, villamelones y anexas... escriban sin más...